La arquitectura civil en las Vegas Bajas

En  las Vegas Bajas del Guadiana hay numerosos ejemplos de  arquitectura civil diseminados por las diferentes poblaciones de la comarca, de la que el visitante puede disfrutar al pasear por sus calles.

En Montijo es donde encontramos un mayor número de construcciones tradicionales destacando entre ellas la Casa Consistorial. Levantada en 1605 y reconstruida en 1843, es una notable edificación porticada con fachada armoniosa y seis arcos de medio punto, que soportan el atrio delantero. Este inmueble se encuentra situado en la Plaza de España donde también se halla uno de los edificios civiles de mayores proporciones del municipio, conocido con el nombre de Casa del Navegante, construcción de tres plantas, con fachada neoclásica y detalles barrocos. Fue construida a mediados del siglo XIX y adquirida poco después por D. Ramón Cueto, indiano natural de Asturias que probablemente hizo fortuna con el tráfico de esclavos.

En esta localidad también se puede pasear por las estrechas y sinuosas calles de la judería, que durante la segunda mitad del siglo XV acogió a una nutrida colonia de judíos y que estuvo ubicada en la actual calle Peñas. Esta pequeña aljama se encuentra incluida dentro de la Ruta de las Juderías de la Diputación de Badajoz.

En Puebla de la Calzada encontramos un hermoso edificio conocido como Palacio Marqués de la Vega. Construido en el siglo XIX, es una original mezcla de estilo neoclásico con influencias coloniales, apreciándose numerosos frescos decorando las paredes de sus estancias.

A escasos kilómetros de las localidades anteriores se sitúa Torremayor, donde existen varias casas solariegas correspondientes a hidalgos de los siglos XVII y XVIII, con bellas portadas de piedra y blasones.

En el pequeño pueblo de colonización de Valdelacalzada se halla la Hacienda la Vara. Esta construcción está compuesta por dos edificaciones separadas por un parterre: Una casa de labor del siglo XVIII  conocida como Cortijo Viejo y la casa señorial del siglo XIX de influencias italianas, que posee un majestuoso jardín diseñado en 1830  de gusto francés y con gran variedad de flora.

Al otro lado del río Guadiana, paralelo a la actual A-5, se alza sobre cuatro pilares de forma rectangular el "Puente Viejo" de Guadajira. Se construyó en 1748, aunque posteriormente fue reformado. En el interior de los tres arcos que lo forman se pueden observar numerosas marcas de cantero.

Por último, si viaja a Talavera la Real es interesante visitar el Puente Viejo y La Puentecilla, dos construcciones de mampostería y ladrillo de origen medieval situados en el antiguo Camino Real.  

atras