Barbaño

Cerca de las ruinas de la Villa Romana de Torre Águila

Localidad creada en 1955 a raíz del Plan Badajoz y situada sobre la finca Torre Águila. Se encuentra al margen derecho del río Guadiana y toma su nombre por la cercanía a la Ermita de Nuestra Señora de Barbaño.

Constituida como Entidad Local Menor de Montijo desde el año 1956, se caracteriza por algo muy peculiar y curioso que no aparece en otros pueblos de colonización, como son una serie de dibujos en los acerados más antiguos y que representan muchos de los enseres que se utilizaban en la época (botijos, escopetas, garrafas).

Como recursos naturales podemos citar la Alameda, el río Guadiana y los árboles frutales, que adquieren un gran colorido en floración.

Dentro de su término municipal se encuentra la Ermita de Barbaño, perteneciente a la localidad de Montijo, siendo centro de peregrinación y romería para las Hermandades de Montijo y Barbaño. Se trata de una construcción de carácter rural, de reducidas dimensiones y compuesta por una sola nave. Destaca en su interior un cuadro del siglo XIX que representa el milagro de la Virgen de Barbaño.

Cerca de este municipio, aparecieron las ruinas de la Villa Romana de Torre Águila (siglos I-IX), con tres fases constructivas superpuestas de manera estratigráfica. Se trata de una villa rural de grandes dimensiones, cuyas partes más destacadas son la almazara y los lagares. Este recurso arqueológico cuenta con las dependencias más importantes de una villa romana tales como peristilo, termas, habitación estival, almacenes; también encontramos partes de época visigoda, dedicadas al culto cristiano, como el baptisterio, martirium y necrópolis.

Como fiestas de gran importancia en Barbaño destacan Navidades y Cabalgata de Reyes, Convivencia Carnavalera, Semana Santa, Romería en honor a San Isidro Labrador y Ferias y fiestas de Agosto en honor a los emigrantes.

Barbaño, vista aerea Barbaño, vista aerea Barbaño, vista aerea

atras