Lobón

En Semana Santa se celebra una representación de la pasión
viviente con la participación de los vecinos de la población

Enclavado en lo alto de un cerro y bordeado por el río Guadiana, se encuentra estratégicamente entre Badajoz y Mérida.

Por su localidad pasaron civilizaciones como los lusitanos y los árabes. Estos últimos construyeron un castillo, que desempeñó un papel importante entre almohades y cristianos, castellanos y portugueses, quedando hoy restos de su antigua estructura.

Su recurso natural más importante es un mirador, situado en las traseras de la iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción, y que fue bautizado como "Balcón de Extremadura" por Isabel II a su paso por Badajoz, siendo hoy en día un maravilloso balcón donde disfrutar de las espléndidas vistas de las Vegas Bajas.

El monumento más relevante, es la Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción, de origen templario y de estilo gótico-mudéjar del siglo XV. En el interior de la misma, se puede apreciar en la capilla de San Juan Bautista, un retablo que conserva la imagen recientemente restaurada, de San Juan Bautista, realizado por el escultor Francisco Morato. Son de destacar también los restos de la cúpula del Convento de los Franciscanos y un abrevadero con columnas romanas.

Desde hace ya varios años se celebra en esta localidad una representación viviente de los hechos más significativos de la Semana Santa, con la participación desinteresada de numerosos vecinos, quienes toman parte en la misma la noche del Jueves Santo y la mañana del Viernes Santo, recreando dos momentos cruciales de la Pasión de Jesucristo.

Otras fiestas importantes son la Romería de San Isidro (15 de mayo), Feria de Ntra. Sra. de la Asunción (15 de agosto) y Fiestas en honor a San Agustín (28 de agosto).

Barbaño, vista aerea Barbaño, vista aerea Barbaño, vista aerea

atras